Pot TRANSIDO

El sonido, su articulación- ocasionalmente en torno a un texto-, su interpretación, en compañía.
Registrarlo, editarlo, mezclarlo... hacia un único fin: música.
Y luego, compartirlo.


ANOTACIONES SOBRE LAS PROPIAS VIVENCIAS CON EL SONIDO Y LA MÚSICA

jueves, 27 de noviembre de 2014

LA VIDA ES OTRA 9, Revisiones 4

Buscando esas huellas que nos guíen o nos orienten para caminar en la dirección apropiada... A ellas recurrimos cuando nos consentimos libres al despojarnos de esa pesada armadura que llamamos "personalidad".

Sólo por la memoria puedo encontrar motivos, huellas, que generen un presente que podría denominar de "pasos propios", un presente que no haya sido devorado por la actualidad o por lo inmediato, un presente que pasea de muy tarde en tarde por el sendero de lo imperceptible atendiendo exclusivamente a lo casual, a la coincidencia. 

Somos coincidencias que interactúan para no ser circunstancias... como en alguna canción, en la que se encuentran elementos dispersos y que por una extraña química se cohesionan, cristalizando efímeramente como si fueran copos de nieve, a través del sonido. 


La Granja 1974 (C.M. Mara) J.A Rojo / Cybi l/ L. Rebolledo
Es el caso de "Sweet Pamela", una composición de Jose Mari (Cybil) que escuché cantar a Jose Rojo, componentes del grupo "La Granja" junto a Luis Rebolledo, hace ahora cuarenta años y para la que, con un nuevo arreglo más latino y cercano a la mar, reescribí una nueva letra en español con Germán Montes. Todos los arreglos de drums, teclados y vientos son de Luis Jose Rivera, el bajo es de Nani Conde.



SWEET PAMELA
  (G. Montes / F. Gómez)

Sweet Pamela baila junto al mar
entre nubes al atardecer
pero olvidó su sombra
que sólo el viento llevará.

En la arena su huella dejó
que las olas pronto borrarán
pero olvidó su sombra
que sobre el agua quedará … en la mar.

Sweet Pamela nada en el amor
esperando el amanecer
Sweet Pamela sueña de placer
entre nubes de cartón.

Pero olvidó su cuerpo
a las puertas del dolor
pero olvidó su cuerpo
a las puertas del dolor.

Y después de tanto deambular
encontró su sitio junto al mar
pero olvidó su sombra
que sobre el agua quedará … en la mar.

Pero olvidó su sombra
que sobre el agua quedará … en la mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario